Ghosting, ¿qué es y por qué no hacerlo? 1

Ghosting, anglicismo proveniente de la palabra ghost (fantasma), es comúnmente usado para referirnos a la salida abrupta de la vida de otra persona, sin dar explicaciones sobre el por qué. Entre ambas, suele existir un estrecho vínculo, razón por la que la desaparición resulta especialmente dolorosa.

Es frecuente relacionar esta conducta con el uso de redes sociales o apps para ligar, de hecho, en los ámbitos sociales es donde más se suele dar, más concretamente, en relaciones de pareja o de amistad que, de la noche a la mañana, acaban por una de las partes implicadas, para sorpresa de la otra.

Este comportamiento está normalizado en el ámbito laboral, cuando un seleccionador de personal dice la famosa frase: “ya te llamaremos” al final de una entrevista de trabajo. Pero no vuelves a tener noticias de esa persona ni de la empresa ni del puesto al que has postulado.

Y, por supuesto, también se da en consulta.

Desaparecer parece que está moda, pero ¿es algo nuevo?

Hace relativamente poco tiempo que existen los dos ticks azules, que te informan de que “tu mensaje ha sido correctamente ignorado por el destinatario”. Parece que la forma de eliminar a una persona de tu vida es haciéndolo también de las redes sociales (ardua tarea a veces debido a la gran cantidad hay), pero hace no tantos años, ya se hacía, aunque entonces bastaba con no descolgar el teléfono.

¿Qué implica para quién lo sufre?

Es percibido y sentido como una forma de “castigo”, ya sea o no la intención de la persona que lo lleva a cabo, pues al malestar de no conocer los motivos por los que se ha acabado el vínculo, se le suma no haberlo visto venir, la frustración de no poder retomar el contacto, no saber qué hacer, la incertidumbre de no entender el modo en el que se ha producido…, así como no saber si se llegarán a encontrar las respuestas que se buscan, o si en algún momento la persona decidirá retomar el contacto y reabrir viejas heridas.

La persona no solo puede sentirse ignorada, sino también despreciada, por estar recibiendo un trato injusto. Y es que los asuntos inconclusos son especialmente dolorosos. El ser humano necesita saber los motivos. Y, en ocasiones, donde se desconoce, puede que la atribución de culpa recaiga sobre uno mismo, arrastrándonos una y otra vez al pasado, torturándonos en el presente y limitándonos de cara al futuro.

Ghosting, ¿qué es y por qué no hacerlo? 2

Pero, ¿por qué?

La pregunta que más se repite: ¿por qué lo hacen?

Mediante esta conducta se evita el conflicto, así como enfrentarse al sufrimiento que le supone a la otra persona el fin de la relación. Ya sea por miedo a no saber cómo gestionarlo o por la incomodidad propia. Aunque, en ocasiones, puede que exista la creencia de que, haciendo las cosas de este modo, el malestar generado sea menor.

El riesgo para las personas que llevan a cabo el ghosting es encontrar en este, una solución rápida, fácil y cómoda a la hora de poner fin a sus relaciones, recurriendo a ello cada vez con mayor asiduidad. Con los problemas y remordimientos que conlleva.

Si lo has sufrido y te encuentras atrapado/a en una espiral de preguntas sin respuesta, o si te gustaría aprender a gestionar el fin de las relaciones de otro modo, en Dopsi podemos ayudarte.