Psicólogo para mediación familiar en Valencia

Psicólogo para mediación familiar en Valencia

La mediación familiar es un proceso que trata de conciliar las partes existentes en un conflicto en el ámbito familiar mediante la intervención de una tercera parte no vinculada al mismo (nuestro psicólogo para mediación familiar), que se encargará de dirigir y gestionar los turnos y las aportaciones que se vayan a realizar. Por norma general, podemos distinguir cinco fases a lo largo un procedimiento de mediación, que detallaremos a continuación:

1.- Preparación:

La preparación se define como la fase inicial de un proceso de mediación, en la que las partes eligen un psicólogo mediador y se reúnen con el mismo con el objetivo de exponer la problemática que se entiende que está causando, manteniendo o agravando un conflicto entre ellas.

Por tanto, el psicólogo mediador debe mantenerse como elemento imparcial que escuche atentamente todas las versiones del problema y pueda devolver a las partes una redefinición del mismo a partir de lo que se le haya aportado.

2.- Apertura:

En el momento en que todas las partes, incluido el mediador, parecen comprender y estar de acuerdo en los principios de la problemática descrita, llegamos a la segunda fase del proceso de mediación, conocida como apertura.

Durante esta etapa, se llega a un nivel mayor de profundización sobre el problema que va más allá del titular que lo ha descrito inicialmente, lo que implica que deben aclararse las posiciones de cada una de las partes y cuáles son sus objetivos a alcanzar.

3.- Núcleo:

La profundización en la raíz del conflicto puede llevar a elevar el nivel de tensión en el procedimiento de mediación, razón por la que el mediador tratará de regular de la forma más equilibrada la intervención de cada una de las partes, evitando así que ninguna de ellas se sienta poco atendida o respetada.

En esta tercera fase, conocida como núcleo, cobra vital importancia el papel de escucha activa entre las partes, de manera que puedan identificarse necesidades y factores emocionales que están relacionados con el conflicto, y que el mediador puede captar y emplear como un facilitador de la empatización y la comprensión de las razones de la otra parte.

4.- Desenlace:

Tras la escucha activa entre las partes, se llega a la fase de desenlace del proceso de mediación, en la que cada una de ellas debe generar y proponer opciones que puedan permitir la solución del conflicto, así como evaluarlas en la misma sesión y tratar de alcanzarlas mediante la cooperación conjunta.

5.- Acuerdo:

Finalmente, cuando las partes han acordado una o varias alternativas a poner en práctica como vía de resolución de su conflicto existente, podemos asumir que se ha llegado a la etapa última, conocida como acuerdo, en la que el mediador plantea un resumen de la resolución de las partes, así como propicia el establecimiento de un compromiso por cumplirlo y respetarlo para alcanzar los objetivos previamente delimitados.

En algunas ocasiones, contar con un psicólogo para mediación puede ser una herramienta de utilidad a la hora de gestionar conflictos que no parecen tener un fin o para las que no se llega a un punto intermedio. En Dopsi, facilitamos un servicio de mediación profesional que ayudará en el abordaje y resolución de conflictos familiares hasta alcanzar un punto óptimo para todas las partes.

¿Quieres saber más sobre la terapia familiar en Valencia?
Terapia familiar en Valencia