Psicólogo a domicilio en Valencia

Psicólogos en Valencia

En Dopsi encontrarás el equipo de psicólogos en Valencia que necesitas.

Esta semana, desde nuestro blog de psicólogos en Valencia queremos explicaros cuáles son las ventajas de contar con un psicólogo y cómo acertar en nuestra elección.

psicólogos en Valencia¿Para qué sirve un psicólogo?

Es mucha la gente que se plantea en algún punto de sus vidas si debería acudir a un psicólogo. Las razones para hacerse esta pregunta son muy variadas y pueden ir desde un problema que se ven incapaces de resolver hasta sentimientos o pensamientos que no consiguen comprender o aceptar. Sin embargo, estas situaciones suelen tener en común cierta ansiedad, miedo o respeto hacia la figura del psicólogo, la psicología como ciencia o el proceso de terapia.

“¿Si necesito un psicólogo es que estoy loco?”

El primero de los mitos que nos gustaría desmontar es el de que solo una persona con una enfermedad mental necesita acudir a un psicólogo. El cerebro es en esencia otra parte de nuestro cuerpo, otro órgano más que necesita atención y cuidados de la misma forma que el corazón, la piel o los pulmones. Si tratamos de imaginar las causas por las que una persona acude a un médico nos daremos cuenta de que el mayor punto que tienen en común es que el paciente expresa que siente que algo no va bien en algún punto de su cuerpo, pudiendo tratarse por ejemplo tanto de un catarro común como de una bronquitis.
Los pacientes que deciden comenzar un proceso de terapia psicológica son tan diferentes entre ellos como pueden serlo dos personas que esperan en una sala de urgencias. En nuestro Centro de psicólogos en Valencia no nos encargamos únicamente de psicopatologías o trastornos graves como pueden ser una depresión mayor o un trastorno de personalidad, sino que también puede ser de gran ayuda en casos de estrés, niños rebeldes o incluso ayudando a mejorar el rendimiento de un deportista de élite.

psicólogos Valencia“¿Cuál es la diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra?”

La diferencia más importante entre estos dos tipos de profesionales es el enfoque que utilizan para abordar el problema. Un psiquiatra confía en su formación médica para solucionar las cuestiones que le presente el paciente, habitualmente mediante el uso de fármacos con prescripción médica entre los que se encontrarían los ansiolíticos o los antidepresivos. Un psicólogo utiliza métodos alternativos, pero no incompatibles con la medicación que se centran en los pensamientos y sentimientos del paciente, tratando de encontrar el problema y la solución óptima al mismo.
Dependiendo de la orientación del psicólogo, estas técnicas variarán. Existen corrientes que buscan el origen del problema para solucionar los efectos del mismo y otras que se centran en aliviar los síntomas de la manera más rápida para mejorar el bienestar inmediato. De la misma forma que ocurre con los medicamentos, no todo el mundo reacciona igual a estos procedimientos, por lo que es imprescindible que el profesional se adecúe a las necesidades que le plantea el paciente, algo que tenemos muy presente en nuestro gabinete de psicólogos en Valencia.

“¿Qué puedo esperar entonces si decido comenzar una terapia?”

No existe una respuesta totalmente cierta a esta pregunta ya que depende de muchísimos factores tanto propios como ajenos al paciente. Sin embargo, como norma general una terapia psicológica es un proceso de cambio personal, similar a un viaje en el que conocemos el punto de partida y el que queremos alcanzar, pero no podemos ver qué nos deparará el camino antes de emprenderlo.
Todo proceso de terapia requiere un esfuerzo por parte del paciente y del terapeuta. De la misma forma que no podemos reparar un hueso roto sin inmovilizarlo y aplicar la medicación que nos recete el traumatólogo, no podemos alcanzar nuestros objetivos terapéuticos sin implicarnos de forma activa en el tratamiento.

“¿Cómo elijo a un profesional adecuado?”

El objeto de estudio de la psicología es muy amplio pero podríamos resumirlo en la observación y evaluación de la conducta y la cognición humana en relación a todos los aspectos que las afectan. Por lo tanto, un psicólogo comprende y sabe actuar en el terreno de lo que hacemos y por qué lo hacemos, independientemente de la orientación que haya escogido. Esto quiere decir que los psicólogos estudian tanto hechos observables como no observables y son capaces de predecir una conducta hasta cierto punto, pero no son adivinos, mentalistas o magos y por lo tanto tienen limitaciones. No pueden curar enfermedades físicas con su energía interior ni asegurar que los problemas a los que nos enfrentamos provienen de una vida anterior.
La psicología es un campo con mucho intrusismo profesional debido a su relativa novedad como ciencia, por lo que si lo que se intenta encontrar es un psicólogo debidamente cualificado, no deberíamos tener problemas a la hora de ver los estudios que ha cursado y si está inscrito en el Colegio Oficial de Psicólogos de su comunidad autónoma.
La corriente o escuela a la que pertenezca el profesional únicamente afecta a la forma en la que entenderá y abordará los problemas que se le presenten, pero por norma general el resultado será positivo independientemente del enfoque.
Por último, es muy importante entender que una terapia aumenta su eficacia cuando el paciente es capaz de abrirse, de dar su opinión y sus impresiones al terapeuta para que este sea plenamente consciente de la efectividad del tratamiento.

Si desea conocer más acerca de todo lo que nuestros psicólogos en Valencia pueden hacer por ti, visita nuestra web

Contacto